Feliz año nuevo!!!

Laura Soler

Tres meses… ¿Cuántos instantes podemos acumular en este tiempo? Los tirantes, un pantalón corto, unas Ray Ban a punto de caramelo, aquel pareo colorido, una toalla llena de arena, un par de chanclas sudadas y pisoteadas, el sol que nos tuesta como bollitos embadurnados en crema protectora… una caña, dos cañas, tres cañas… y cuenta hasta el infinito, es muy fácil así… las matemáticas siempre fueron mucho más inteligibles desde la barra de aquel chiringuito iluminado por la luna. El beso de esa noche de agosto, protagonista de mil historias contadas por teléfono, cartas, mails… o con un café como excusa perfecta. Ha sido un verano para recordar, puede que igual que todos los anteriores, pero diferente para cada uno de nosotros… Quien haya quedado plenamente satisfecho que cuelgue su traje de baño y saque la manga larga del armario para un año nuevo, porque para todos, y desde pequeños, los comienzos siempre han sido plato de Septiembre.

AD

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

El ladrón de velas

Laura Soler

Muchas personas han intentado alguna vez tapar el sol con un dedo o mirarlo fijamente hasta poder ver la línea que limita su circunferencia. Yo, osada, pero ingenua, también quise convertirme en héroe haciendo lo mismo y tuve chamuscada la yema de mi anular hasta que conocí al ladrón de velas. Él me enseñó que para ver con claridad no tenía por qué mirar al sol, y menos aún enfrentarme a él ahogándolo con el pulgar: “hay que disfrutar de la luz y saber que el mejor de los resplandores emerge de las cosas pequeñas. Cada persona llevamos con nosotros una vela que se enciende en momentos concretos. A veces por una mano ajena que siente curiosidad por conocer el color de las llamas que le rodean y otras, por un chispa inesperada que acaba en una lumbre ardiente y difícil de apagar. Para convertirte en ladrón de mi raza, tienes que olvidarte de los interruptores, de las corrientes eléctricas… y comprender que robar una vela no es más que esforzarte y poner interés en prender aquéllo que otro apagó con un soplo”.

AD

Publicado en Foto relatos, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Acrobacias

Siempre abierta a todo. A veces boca abajo… otras, sosteniéndose con la puntera de un sólo pie para aguantar un equilibrio casi incontrolable. Estas posiciones han ido cambiando con el paso del tiempo y la han convertido en un ser eterno, fuerte, camaleónico, imprescindible en la vía láctea (porque en las estrellas ella también existe) y no sólo para exhibirse delante de un público que, con un aplauso silencioso, queda petrificado ante su cuadro de piruetas, sino para gritar a un mundo entero que nunca le dejaron combatir en el campo de batalla y que siempre le taparon la boca. Ella ha sabido perfectamente cómo cambiar poco a poco su papel secundario en esta película por uno, no principal, sí único.

AD

Laura Soler

Publicado en Foto relatos, Reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Experimento imaginario

Cambia por un instante el asfalto cálido y oscuro de tu mente por un paisaje diferente. Hay que caminar hacia ese árbol que, bajo un inmenso cielo azul, espera impaciente tu llegada.

Laura Soler

Una vez allí, deja todo lo que lleves sobre las piedras. Cuanto menos peso sientas más ágil serás… ahora, cuenta 26 pasos: uno, dos, tres…

Laura Soler

… siente cómo las rocas se quiebran bajo las plantas de tus pies y cómo las olas se aproximan a tus tobillos impulsadas por la fuerza de la luna…

Laura Soler

Ésta es la única fórmula para poder sobrevivir en Madrid durante los tres meses de verano… espero que os haya gustado el paseo…

AD

Publicado en Paisaje, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Mi habitación

Laura Soler

Una vez filosofaba con un amigo muy especial sobre el orden y la entropía. En esta conversación, yo le afirmé que la vida es como una habitación: Podemos desordenarla y ordenarla según las circunstancias y el tiempo. Si consigues esto, tendrás un control remoto, muy pequeñito, de tu vida. Mi habitación, ahora, es ésta… bonita, ¿eh?… aunque desordenada…

Me ha costado cinco años en Madrid para conseguir una habitación de color rosa, donde el escritorio (ingenioso) no es más que la puerta de mi armario apoyada en dos mesas pequeñas… con lo que puedo asegurar que en esta vida las cosas pueden ser lo que tú desees, sólo tienes que utilizar tu varita mágica, que no se compra en Ikea, ojo.

Con este post, lo que pretendo conseguir es ordenar dentro de la medida posible todo el desorden que me rodea. Yo, ya he tenido una etapa de éste, ahora necesito ver cada cosa colocada en su sitio… para jugar luego con ese “todo” y volver a cambiarlo de posición. ¿Cómo empiezo? ¿Por el caos de mi escritorio? ¿Vistiendo de nuevo mi cama? o directamente, recogiendo las cosas de suelo…

¿ Y ustedes?… ¿se atreven a mostrar sus “habitaciones”?

AD

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , | Deja un comentario

Llena… para vaciar

Laura Soler

Llena. No hay nada mejor en el mundo. A veces con los brazos abiertos para que puedan ver lo que guardo dentro. Otras, cerrada, para que no se deteriore. Es la mejor actitud que debe tomar una chica de 25 años que se esconde detrás de sus gafas, pero que también sabe mostrarse a los demás con la gracia y el descaro de sus rizos y, por supuesto, con la verborrea permanente (a veces cansina) de su boquita de fresa. En la parte inferior, la música y la literatura, el combustible que pone en marcha el motor de mis conocimientos. Estos alimentos, indispensables para sobrevivir en mi mundo, nunca faltarán en mi nevera… ni el vino, ni la cerveza, ni el queso…

AD

Publicado en Retrato | Etiquetado , , , , | 6 comentarios

Compiterapia: Comienza una nueva era casera

Laura Soler

¿Has tenido alguna vez la tentación de tirar de los pelos a tu queridísim@ compañer@ de piso? Nosotras sí. Y es algo mutuo. Podemos estar hablando tumbadas en el sofá hasta las tantas de la madrugada, latinear juntas un domingo por la tarde sin rumbo fijo y con un mojito en la mano, irnos de compras, de vacaciones… pero cuando “arrive” a casa… ¡tenemos premio! Y quien defienda que no es así, que tire la primera piedra… ¿A quién no le fastidia levantarse por la mañana y ver que su taza favorita está con los posos de café en medio del fregadero?, o que hayas quedado a las 22h y que tu compañer@ esté dándose una prolongada y jodida ducha, gastando todo el agua que queda en ese gran invento: el termo eléctrico…

¿Algunos de vosotros compartís piso con el experto en hacer experimentos biológicos en la cocina? Todos vivimos con uno… ¿El récord? Una sartén con restos de spaguettis a la carbonara, que dos semanas después se transformará extraordinariamente en un “exquisito” plato de “voletus hongosos al roquefort”…

Así es la vida en comuna, díficil, pero inspirada por muchísimas anécdotas. Algunas de ellas legendarias… ¿Y vosotros? ¿Cuántas tenéis guardadas en el bolsillo?

AD

Publicado en Compiterapia | Etiquetado , , , , , | 5 comentarios

Espejos Rotos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Existen dos opciones: atravesar y acabar con la opacidad de nuestro reflejo, o conformarnos sólo con la imagen que rebota y que, mientras invade nuestras pupilas, nos lleva a una escena inventada cada día por gestos repetitivos, sacados de una fábrica de muecas, sonrisas, guiños y ojos tristes, nostálgicos, agresivos, indiferentes, soñadores… todos confeccionados con un mismo patrón, el humano. Los rostros también deben rajarse junto al cristal para que la Expresión quede como única superviviente, reina, heredera y salvadora de una comarca de entes hieráticos embestidos por la oscuridad que esperan, con impaciencia y con la cabeza inclinada hacia el techo, un minúsculo rayo de un esperanzador tragaluz. Tú, prepara tu puño y rómpelo con valor…

AD

Publicado en Retrato | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

En fila india

Laura Soler

Todos se dirigían a un mismo lugar. Un paisaje azul era el acompañante de esas sombras petrificadas que miraban hacia el frente intentando alcanzar un horizonte aparentemente cercano. Mientras el agua humedecía cada paso que daban, las nubes, a una velocidad vertiginosa, les adelantaban en el camino. Pero no les importaba. Porque todos caminaban juntos, confiados y uno detrás del otro. En fila india y sin miedo. Poniendo en práctica una estrategia militar pseudoperfecta, la de cubrir las espaldas del compañero.

AD

Publicado en Foto relatos | Etiquetado , , , , , | 3 comentarios

La mujer invisible

Laura Soler

Muchos desean encontrar una como ella y otras muchas intentan hacer una torpe imitación de este personaje. Es elegante, impresiona con cada palabra que versa y utiliza una mirada sutil que controla cada una de las circunstancias con las que se enfrenta. Nadie, absolutamente nadie, se ha atrevido jamás a desnudarla por no caer en un intento fallido. Rectifico, tan sólo hubo un osado que procuró hacerlo sin conseguir ver más allá que transparencia. Ésa es su magia, la que le hace ser exclusiva. Gracias a ella desaparece en el momento idóneo y deja una huella tan fina como la lluvia de primavera, que apenas se percibe, pero que cala hasta la última capa de ropa.

Mientras paseaba por el parque, pude encontrarme con ella. El ruido de sus tacones rojos le delató. Entonces, busqué una excusa para acercarme:

– ¿Podría decirme la hora, por favor?

– ¿Para qué quieres saber la hora? Disfruta del paseo y olvida las manillas del reloj por dos instantes y medio…

Así de rotunto fue el encuentro. Luego, desapareció.

AD

Publicado en Foto relatos | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios